Ir al contenido principal

¡Reciba GRATIS su vacuna contra la influenza ahora! (Inglés y español).

La FDA advierte a los consumidores sobre el riesgo de la contaminación con metanol, un ingrediente presente en ciertos desinfectantes para manos. Conozca más (inglés y español).

Seleccione su idioma.

Selecciona tu idioma.


Revisado el 29 de enero de 2020

Conflicto familiar: ¿Verdadero o falso?

Desde disputas conyugales hasta peleas entre padres y adolescentes, los conflictos son parte de cada relación. Vea cuánto sabe sobre el manejo de un conflicto familiar.

Verdadero o falso: Los conflictos y las peleas son signos de una mala dinámica familiar.

Falso. Todas las familias discuten de vez en cuando. De hecho, las familias que nunca parecen discutir simplemente pueden estar evitando problemas importantes, y esa puede ser una forma poco saludable de lidiar con el conflicto. Siempre que las discusiones sean respetuosas y se centren en las soluciones, pueden ser una forma saludable de comunicarse. Y una buena comunicación puede fortalecer los vínculos.

Verdadero o falso: Si las personas no están de acuerdo, deberían plantearlo en ese mismo momento.

Falso. A veces está bien dar por terminada una discusión, al menos por el momento. Por ejemplo, insultar, gritar y ridiculizar a alguien son todas señales de que es necesario detenerse. Si esto sucede, puede tratar de discutir el problema otro día, después de que todos hayan tenido la oportunidad de calmarse. O tal vez acepte estar en desacuerdo.

Verdadero o falso: Está bien que los niños estén en desacuerdo con sus padres.

Verdadero. Para los niños, estar en desacuerdo con un padre puede ser una parte saludable del crecimiento. Los niños necesitan saber que sus pensamientos y sentimientos son importantes. Permitirles argumentar su punto (y ganar si son persuasivos) tiene otro beneficio: les enseña a los niños que las peleas se pueden resolver con palabras. Sin embargo, depende de los padres elegir cuidadosamente sus batallas y establecer límites.

Verdadero o falso: Otros miembros de la familia no deben tomar partido.

Falso. Las alianzas se producen en muchas familias, y a menudo las personas no se dan cuenta de que se están agrupando. Por ejemplo, una madre y una hija pueden tomar partido contra un padre y su hijo en una disputa. Esto puede ser un comportamiento normal e inofensivo, siempre y cuando los miembros de la familia no siempre tomen partido por la misma persona o tengan vínculos tensos como resultado.

Verdadero o falso: Los niños aprenden a manejar el conflicto de sus padres.

Verdadero. Los padres son modelos a seguir, incluso cuando se trata de manejar conflictos correctamente. Es bueno tener esto en cuenta. Por un lado, es mejor cuando los niños ven que sus padres no se enojan. También es importante enseñarles sobre la empatía y el compromiso: resolver conflictos no significa siempre salirse con la suya.

Todas las familias pelean. Centrarse en el problema, no en las personas, puede ayudar a asegurar que esas discusiones terminen de manera positiva.

Fuentes: American Academy of Pediatrics; HelpGuide.org; National Association of Social Workers