Ir al contenido principal

¡Reciba GRATIS su vacuna contra la influenza ahora! (Inglés y español).

La FDA advierte a los consumidores sobre el riesgo de la contaminación con metanol, un ingrediente presente en ciertos desinfectantes para manos. Conozca más (inglés y español).

Seleccione su idioma.

Selecciona tu idioma.

¿La cirugía de espalda es lo adecuado para usted?

revisado el 30 de enero de 2020

CIRUGÍA DE ESPALDA

¿ES LO CORRECTO PARA USTED?

El dolor de espalda es común entre los adultos estadounidenses y puede oscilar entre ser un inconveniente y ser insoportable. La mayoría de los dolores de espalda no requieren una cirugía y puede tratarse con medicamentos o fisioterapia. Pero la cirugía ayuda a algunas personas. Esta herramienta de decisión lo ayudará a determinar si la cirugía de espalda es una buena opción para usted.

COMENZAR

¿Ha tenido dolores que hayan durado más de tres meses?

SÍ: Si su dolor ha durado más de tres meses, se considera crónico. El dolor crónico es menos común que el dolor agudo, que generalmente dura menos de seis semanas.

No: El dolor agudo es el tipo más común de dolor de espalda. No dura más de seis semanas. El dolor agudo aparece de repente, pero puede irse con la misma rapidez. Por otro lado, el dolor crónico dura más de tres meses.

¿Todavía siente dolor a pesar de tomar medicamentos?

SÍ: No todos los medicamentos funcionan para todos. Existe una amplia gama de medicamentos para tratar el dolor de espalda. Algunos son de venta libre, mientras que otros requieren una receta médica. Hay dos tipos principales que se utilizan para ayudar a mitigar el dolor de espalda:

Analgésicos: medicamentos que fueron diseñados para aliviar el dolor. Incluyen el acetaminofén y las aspirinas. Los narcóticos son analgésicos recetados.

AINES: significa medicamentos antiinflamatorios no esteroideos. Están destinados a aliviar el dolor y la inflamación.

No: ¡Bien! El alivio del dolor puede cambiar una vida. Existe una amplia gama de medicamentos que pueden tratar el dolor de espalda. Si ha encontrado uno que funcione para usted, lleva la delantera.

¿Ha intentado hacer ejercicio para tratar su dolor de espalda?

SÍ: Es un buen primer paso. Si está trabajando con un dolor crónico, estar en movimiento puede beneficiar a su mente y cuerpo. El ejercicio puede incluso ayudar a prevenir el regreso del dolor crónico. Tenga en cuenta estos movimientos:

  • Flexionarse hacia adelante.
  • Doblarse hacia atrás.
  • Hacer estiramientos.

Puede que su médico le de algunos ejercicios específicos para probar.

No: Esto es algo a tener en cuenta. El ejercicio no suele ser una buena idea si el dolor de espalda es agudo. Pero a menudo puede aliviar el dolor de espalda crónico e incluso evitar que regrese. Estos ejercicios pueden ayudarlo:

  • Flexionarse hacia adelante.
  • Doblarse hacia atrás.
  • Hacer estiramientos.

Puede que su médico le de algunos ejercicios específicos para probar.

¿Ha realizado cambios de comportamiento o estilo de vida?

Sí: Es sorprendente lo que pueden hacer algunos pequeños cambios. Aprender a mover su cuerpo de manera diferente puede ayudarlo a aliviar su dolor de espalda. Si ya ha modificado las actividades que implican levantar, empujar o tirar con peso, considere incorporar también otros hábitos. El ejercicio, el descanso y una dieta saludable pueden ayudar a que su cuerpo se sienta mejor y sane mejor.

No: Algunos pequeños cambios pueden tener un gran impacto. Aprender a mover su cuerpo de manera diferente puede ayudarlo a aliviar su dolor de espalda. Considere modificar aquellas actividades que implican levantar, empujar o tirar con peso. El ejercicio, el descanso y una dieta saludable también pueden disminuir el dolor.

¿Ha probado terapias complementarias?

Sí: Vale la pena intentarlo, ¿verdad? Además de ver a su médico, muchas personas que sufren de dolor crónico prueban terapias complementarias e integradoras como:

  • Cuidados quiroprácticos.
  • Yoga.
  • Acupuntura.

Estos tratamientos no curarán sus enfermedades ni repararán sus lesiones. Sin embargo, pueden ayudar a aliviar el dolor de espalda.

No: Cuando el tratamiento convencional no alivia el dolor crónico, existen otras opciones. Muchas personas intentan complementar su tratamiento médico con terapias como:

  • Cuidados quiroprácticos.
  • Yoga.
  • Acupuntura.

Estos tratamientos no curarán sus enfermedades ni repararán sus lesiones. Sin embargo, pueden ayudar a aliviar el dolor de espalda.

¿Ha consultado a un médico por el dolor?

Sí: ¡Bien por usted! Buscar ayuda es el siguiente paso si el dolor de espalda persiste. La mayoría de los dolores de espalda desaparecen con o sin tratamiento, pero es una buena idea consultar a un médico, especialmente si tiene dolor después de una caída o una lesión.

No: Para los dolores agudos, a menudo no es necesario ver a un médico. Por lo general, desaparecen con o sin tratamiento. Pero si el dolor persiste durante más de tres semanas, debe hacerse ver. También debe visitar a su médico si tiene:

  • Dolor que baja por la pierna hasta debajo de la rodilla.
  • Adormecimiento en la pierna, pie, ingle o área rectal.
  • Dolor que le impide moverse.

¿Ha intentado otros tratamientos para tratar su dolor y que hayan fallado?

Sí: La cirugía de espalda puede ser una buena opción cuando otros tratamientos se han quedado cortos. A continuación, se enumeran algunas condiciones que pueden hacer necesaria una cirugía:

  • Hernia de disco.
  • Estenosis espinal.
  • Espondilolistesis.
  • Fracturas vertebrales.
  • Enfermedades degenerativas de disco.

No: Incluso si todavía está lidiando con dolor de espalda, encontrar algo de alivio es un buen comienzo. En general, la cirugía de espalda está reservada para el dolor crónico que no responde a otro tratamiento.

ENVÍE SUS RESPUESTAS

Hable con su médico acerca de sus resultados y asegúrese de hacer cualquier pregunta que haya surgido durante esta evaluación. Juntos pueden decidir cuál será el siguiente paso correcto para usted.

COMENZAR DE NUEVO

Fuentes: American College of Physicians; National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases