Ir al contenido principal

¡Reciba GRATIS su vacuna contra la influenza ahora! (Inglés y español).

La FDA advierte a los consumidores sobre el riesgo de la contaminación con metanol, un ingrediente presente en ciertos desinfectantes para manos. Conozca más (inglés y español).

Seleccione su idioma.

Selecciona tu idioma.


Revisado el 17 de diciembre de 2019

Trastornos de la alimentación: ¿mito o realidad?

Anorexia. Bulimia. Trastorno alimentario compulsivo. Se estima que hasta 30 millones de personas en los EE. UU. tienen algún tipo de trastorno alimentario. Y estas afecciones pueden tener un impacto dramático en la salud. De hecho, de todas las enfermedades mentales, los trastornos alimentarios tienen la mayor tasa de mortalidad. ¿Cuánto sabe sobre los trastornos de la alimentación?

Mito o realidad: Tener un trastorno alimentario es una elección.

Mito. Los trastornos alimentarios son enfermedades mentales complicadas. Existe una gran diferencia entre una persona que elige una dieta saludable para controlar el peso y una persona cuya necesidad de comer más o menos se sale de control. También es importante tener en cuenta que no todos los trastornos alimentarios giran en torno a la delgadez.

Mito o realidad: Los trastornos alimentarios se producen tanto en hombres como en mujeres.

Realidad. Las mujeres son más propensas a desarrollar trastornos alimenticios que los hombres. Sin embargo, la cantidad de hombres que buscan tratamiento para los trastornos alimentarios va en aumento. Se estima que 20 millones de mujeres y 10 millones de hombres en los EE. UU. desarrollarán un trastorno alimentario significativo en algún momento de sus vidas.

Mito o realidad: La anorexia y la bulimia son básicamente lo mismo.

Mito. Las personas con anorexia suelen ser muy delgadas, pero se ven a sí mismas con sobrepeso. Se alimentan de pequeñas cantidades de ciertos alimentos. Las personas con bulimia, por otro lado, comen compulsivamente y luego compensan el exceso de comida mediante vómitos forzados, haciendo ejercicio excesivo, usando laxantes o ayunando. A menudo tienen un peso normal.

Mito o realidad: El trastorno alimentario compulsivo siempre es seguido de purgas, ayuno o ejercicio excesivo.

Mito. Las personas que tienen trastorno alimentario compulsivo no pueden controlar la cantidad de alimentos que comen. Sin embargo, no intentan compensar el exceso de comida mediante purgas, ayunos o ejercicio excesivo. Muchas personas con trastorno alimentario compulsivo tienen sobrepeso u obesidad.

Mito o realidad: Los trastornos alimentarios no pueden tratarse.

Mito. Los trastornos alimentarios a menudo se tratan con una combinación de terapia, atención médica y asesoramiento nutricional. Los antidepresivos pueden ser útiles para tratar la ansiedad y la depresión, que a menudo se producen junto con los trastornos alimentarios.

Los trastornos alimentarios son afecciones graves que requieren tratamiento profesional. Si conoce a alguien que padece un trastorno alimentario, existen varios pasos que puede seguir para ayudarlo.

Fuentes: National Association of Anorexia Nervosa and Associated Disorders; National Eating Disorders Association; National Institute of Mental Health