Ir al contenido principal

¡Reciba GRATIS su vacuna contra la influenza ahora! (Inglés y español).

La FDA advierte a los consumidores sobre el riesgo de la contaminación con metanol, un ingrediente presente en ciertos desinfectantes para manos. Conozca más (inglés y español).

Seleccione su idioma.

Selecciona tu idioma.

Evaluación de riesgos que pueden provocar un ataque cardíaco


Revisado el 9 de junio de 2020

Evaluación de riesgos que pueden provocar un ataque cardíaco

Nadie desea que su primer indicio de una enfermedad cardíaca sea un ataque cardíaco. Por esta razón, es muy importante que sepa cuál es su riesgo de padecer una enfermedad cardíaca, la principal causa de muerte de tanto hombres como mujeres en el país.

Responder las siguientes preguntas puede ayudarlo a conocer más sobre su riesgo de padecer un ataque cardíaco.

Nota: Esta evaluación no debe reemplazar una consulta con su proveedor de atención médica.

¿Es hombre?

Si la respuesta es "sí". Los hombres suelen tener un mayor riesgo de padecer un ataque cardíaco que las mujeres, y además tienen ataques cardíacos a una edad más temprana.

Si la respuesta es "no". Los hombres suelen tener un mayor riesgo de padecer un ataque cardíaco, en comparación con las mujeres. Aun así, las enfermedades cardíacas son las principales asesinas de mujeres en el país.

¿Tiene más de 45 años?

Si la respuesta es "sí". Envejecer aumenta el riesgo de sufrir un ataque cardíaco. Para los hombres, quienes suelen padecer el primer ataque cardíaco antes que las mujeres, el riesgo generalmente aumenta luego de los 45 años.

Si la respuesta es "no". En la mayoría de los hombres, el riesgo de sufrir un ataque cardíaco suele aumentar luego de los 45 años. Aun así, hasta los hombres más jóvenes pueden ser vulnerables a padecer un ataque cardíaco si tienen otros factores de riesgo.

¿Es mujer y tiene más de 55 años?

Si la respuesta es "sí". Envejecer aumenta el riesgo de sufrir un ataque cardíaco. Para las mujeres, quienes suelen padecer ataques cardíacos después que los hombres, el riesgo generalmente aumenta luego de la menopausia, luego de los 55 años.

Si la respuesta es "no". En la mayoría de las mujeres, el riesgo de sufrir un ataque cardíaco aumenta luego de la menopausia, normalmente luego de los 55 años. Aun así, hasta las mujeres más jóvenes pueden ser vulnerables a padecer un ataque cardíaco si tienen otros factores de riesgo.

¿Sus familiares cercanos tienen antecedentes de enfermedades cardíacas a temprana edad?

Si la respuesta es "sí". Si su padre o un hermano fue diagnosticado con una enfermedad cardíaca antes de los 55 años, su riesgo de padecer una enfermedad cardíaca es mayor. También tiene un riesgo elevado si su madre o una hermana tuvo una enfermedad cardíaca antes de los 65 años.

Si la respuesta es "no". El riesgo de padecer un ataque cardíaco aumenta si su padre o un hermano fue diagnosticado con una enfermedad cardíaca antes de los 55 años, o si su madre o una hermana tuvo una enfermedad cardíaca antes de los 65 años. Pero, aun sin antecedentes familiares de enfermedad cardíaca a temprana edad, otros factores de riesgo pueden hacerlo vulnerable a padecer un ataque cardíaco y sufrir sus complicaciones.

¿Tiene hipertensión?

Si la respuesta es "sí". La presión arterial alta (presión arterial que, de manera constante, sea de 130/80 mm Hg o mayor) hace que el corazón trabaje más y aumenta su riesgo de padecer un ataque cardíaco. Para cuidar su salud, trabaje junto con su médico para disminuir la presión arterial a un rango saludable (menos de 120/80 mm Hg). Los hábitos saludables (como estar activo y restringir la sal en su dieta) y, si son necesarios, los medicamentos con receta pueden disminuir la presión arterial y proteger el corazón.

Si la respuesta es "no". Eso es genial. Pero, aun si no tiene presión arterial alta ahora, puede padecerla a futuro. De hecho, la presión arterial suele aumentar con la edad. Además, la presión arterial alta no suele causar síntomas, por lo que debe asegurarse de que su médico le controle la presión arterial habitualmente.

Si respondió "No lo sé". La presión arterial alta no suele producir síntomas. Aun así, debido a que la presión arterial alta aumenta su riesgo de padecer un ataque cardíaco (además de otros problemas de salud que pueden poner en riesgo la vida, como un accidente cerebrovascular), es indispensable que sepa si su presión arterial se encuentra en un rango saludable. Consulte con su médico para saberlo.

¿Fuma?

Si la respuesta es "sí". Fumar cigarrillos aumenta el riesgo de sufrir un ataque cardíaco. Por lo que, aun si ha intentado dejar de fumar y no ha tenido éxito, inténtelo otra vez. Un año después de haber dejado de fumar, su riesgo adicional de padecer una enfermedad cardíaca se reducirá cerca de la mitad en comparación con el riesgo de los fumadores actuales.

Si la respuesta es "no". Felicitaciones: está cuidando de su corazón. Fumar cigarrillos aumenta en gran medida su riesgo de sufrir un ataque cardíaco.

¿Hace poco o nada de ejercicio?

Si la respuesta es "sí". Hacer poco o nada de ejercicio es un factor de riesgo que puede provocar un ataque cardíaco. En cambio, la actividad física habitual en una intensidad moderada a enérgica protege su corazón. Propóngase, al menos, 30 minutos de actividad casi todos, o preferentemente todos, los días de la semana. Realice un control con su médico antes de comenzar un programa de ejercicios si ha tenido un modo de vida sedentario o si tiene una afección médica.

Si respondió "No, hago ejercicio con regularidad". Le está haciendo un favor a su corazón, ya que el ejercicio habitual en una intensidad moderada a enérgica ayuda a proteger su corazón, y ser sedentario aumenta su riesgo de padecer un ataque cardíaco.

¿Sus niveles de colesterol son poco saludables?

Si la respuesta es "sí". Un alto nivel en sangre del tipo de colesterol equivocado (llamado LDL, el colesterol malo) puede taparle las arterias y aumentar su riesgo de sufrir un ataque cardíaco. Además, un bajo nivel de HDL, el colesterol bueno, aumenta su riesgo de padecer un ataque cardíaco. Esto se debe a que parece que el HDL ayuda al cuerpo a eliminar el colesterol en exceso.

Si la respuesta es "no". Va por el buen camino. Ayude a que sus niveles continúen en un rango saludable comiendo bien, haciendo ejercicio habitualmente y manteniendo un peso saludable. Además, si tiene 20 años o más, debe hacerse un análisis de colesterol, al menos, una vez cada cinco años.

Si respondió "No lo sé". Si tiene 20 años o más, debe hacerse un análisis de colesterol, al menos, una vez cada cinco años. Los altos niveles de colesterol en sangre aumentan su riesgo de padecer un ataque cardíaco y no suelen producir síntomas.

¿Tienes diabetes?

Si la respuesta es "sí". La diabetes eleva su riesgo de sufrir un ataque cardíaco, en especial, si usted no tiene bien controlada el azúcar en sangre. Trabaje de cerca con su médico para controlar el azúcar en sangre y otros factores de riesgo que tenga y sean capaces de provocar una enfermedad cardíaca.

Si la respuesta es "no". Ha evitado uno de los principales factores de riesgo que pueden causar una enfermedad cardíaca: la diabetes. Aun así, la diabetes puede aparecer en cualquier momento, y es más probable que lo haga a medida que usted envejece. Por esto, intente bajar algunas libras si tiene sobrepeso, y haga ejercicio habitualmente. Estas dos medidas pueden reducir su riesgo de padecer diabetes tipo 2, el tipo más común de la enfermedad.

¿Tiene sobrepeso?

Si la respuesta es "sí". Es vulnerable a sufrir un ataque cardíaco si tiene grasa corporal en exceso, especialmente, si tiene libras de más alrededor de su zona media. Perder peso puede proteger su corazón.

Si la respuesta es "no". Mantenerse delgado protege su corazón. En comparación con las personas que tienen obesidad o sobrepeso, aquellas que están en un peso saludable tienen menos probabilidades de padecer una enfermedad cardíaca.

Si respondió "No lo sé". Para tener una idea de si tiene un peso saludable, calcule su índice de masa corporal.

Resultados

Cada pregunta a la que respondió "sí" es un factor de riesgo de ataque cardíaco. Para tener una mejor idea de su riesgo, debería obtener más información sobre cualquier pregunta para la cual no sabía la respuesta. Comparta los resultados de este examen con su médico y asegúrese de que le indique cómo reducir su riesgo de padecer una enfermedad cardíaca.

Si respondió "no" a todas las preguntas, su riesgo de ataque cardíaco parece ser modesto. Aún así, es posible que desee hablar con su médico para ver qué puede hacer para que continuar así.

Si respondió "No sé" a alguna pregunta, debe obtener más información sobre esos posibles factores de riesgo y volver a realizar la evaluación.

Más información

La Asociación Estadounidense del Corazón y la Asociación Estadounidense de Cardiología ofrecen una herramienta de evaluación de riesgos detallada y en línea, que puede ayudarlo a conocer más sobre su riesgo de tener complicaciones cardíacas en los próximos 10 años. Puede utilizar la herramienta en este sitio web.

Fuentes: Asociación Estadounidense del Corazón; Institutos Nacionales de Salud; Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades