Ir al contenido principal

¡Reciba GRATIS su vacuna contra la influenza ahora! (Inglés y español).

La FDA advierte a los consumidores sobre el riesgo de la contaminación con metanol, un ingrediente presente en ciertos desinfectantes para manos. Conozca más (inglés y español).

Seleccione su idioma.

Selecciona tu idioma.

Evaluación de riesgos que pueden provocar diabetes


Revisado el 20 de noviembre de 2019

Evaluación de riesgos que pueden provocar diabetes

La diabetes tipo 2 afecta a millones de personas, pero más millones tienen un alto riesgo de padecer la enfermedad sin saberlo. ¿Usted es uno de ellos?

Responder algunas preguntas puede ayudarlo a conocer más sobre sus riesgos.

Nota: Esta evaluación no debe reemplazar una consulta con su proveedor de atención médica.

¿Tiene sobrepeso?

Si la respuesta es "sí". El sobrepeso es uno de los factores de riesgo principales que pueden provocar diabetes tipo 2. Consulte con su médico sobre los análisis para la diabetes. Afortunadamente, perder, al menos, algunas libras puede ayudarlo a reducir el riesgo de padecer diabetes.

Si la respuesta es "no". Va por el buen camino. El sobrepeso es uno de los factores de riesgo principales que pueden provocar diabetes tipo 2. Pero, controle su peso. Aumentar de peso es común con el paso de los años.

Si respondió "No lo sé". Para saber si está en un peso saludable, tiene sobrepeso u obesidad, calcule su índice de masa corporal (IMC).

Nota: En cuanto al riesgo de padecer diabetes, se considera que los estadounidenses de descendencia asiática tienen sobrepeso si su IMC es igual o mayor de 23.

¿Tiene 45 años o más?

Si la respuesta es "sí". El riesgo de padecer diabetes tipo 2 aumenta con la edad, por lo que se recomienda que se realice los análisis para la enfermedad si tiene 45 años o más. Si además tiene sobrepeso, los análisis son especialmente importantes.

Para ayudar a reducir su riesgo de padecer diabetes, adopte hábitos saludables, como comer bien, estar activo y mantener un peso saludable.

Si la respuesta es "no". Su edad aún no le presenta un riesgo elevado de padecer diabetes. Debido a que la edad es un factor de riesgo que puede provocar diabetes y que no se puede evitar, es importante que siga algunos pasos para controlar otros factores de riesgo ahora. Por ejemplo, debe adoptar hábitos de vida saludable, como comer bien, estar activo y controlar su peso.

¿Alguno de sus padres, hermanos o hermanas tiene diabetes?

Si la respuesta es "sí". Tener antecedentes familiares de diabetes aumenta su riesgo de padecer la enfermedad.

Si la respuesta es "no". Tiene un menor riesgo de padecer diabetes que quienes tienen antecedentes familiares de la enfermedad. Si no está seguro sobre sus antecedentes familiares, pregúntele a algún pariente.

¿Proviene de una familia hispana, aborigen de Alaska, indoamericana, afroamericana, asiática americana o isleña del Pacífico?

Si la respuesta es "sí". Su raza u origen étnico le presenta un riesgo elevado de padecer diabetes tipo 2.

Si la respuesta es "no". Su raza u origen étnico no parecen presentarle un riesgo elevado de padecer diabetes.

¿Lleva una vida sedentaria la mayor parte de la semana?

Si la respuesta es "sí". El sedentarismo aumenta su riesgo de padecer diabetes tipo 2. El ejercicio habitual puede ayudarlo a prevenir la diabetes de muchas maneras. Por ejemplo, es una manera excelente para controlar su peso, colesterol y presión arterial.

Para su salud, convierta el ejercicio en una parte de su rutina habitual. Propóngase, al menos, 30 minutos de ejercicio al día, cinco días a la semana. Comience de a poco y consulte primero con su médico sobre cómo hacer ejercicio de manera segura.

Si la respuesta es "no". ¡Estupendo! Entre otras cosas, el ejercicio habitual lo ayuda a mantener el peso, el colesterol y la presión arterial bajo control. Propóngase, al menos, 30 minutos de ejercicio al día, cinco días a la semana.

¿Tiene hipertensión?

Si la respuesta es "sí". La presión arterial alta (140/90 mm Hg o más) aumenta su riesgo de padecer diabetes tipo 2. Disminuir la presión arterial a un rango saludable puede ayudarlo a prevenir la diabetes y otros problemas de salud. Asegúrese de seguir las indicaciones de su médico para controlarse la presión arterial.

Si la respuesta es "no". Bueno. Mantener la presión arterial en un rango saludable puede reducir su riesgo de padecer diabetes. Aun si su presión arterial está bien ahora, asegúrese de controlarla habitualmente. La presión arterial tiende a aumentar con la edad.

Si respondió "No lo sé". La presión arterial alta no suele producir síntomas. Aun así, debido a que la presión alta aumenta su riesgo de padecer diabetes (además de otros problemas de salud que pueden poner en riesgo la vida, como un ataque cardíaco o accidente cerebrovascular), es importante que sepa si su presión arterial se encuentra en un rango saludable. Consulte con su médico para saberlo.

¿Sus niveles de colesterol son poco saludables?

Si la respuesta es "sí". Los niveles de colesterol que no son saludables aumentan su riesgo de padecer diabetes tipo 2. Realizar ejercicio y comer bien son maneras excelentes de mantener los niveles de colesterol bajo control. Asegúrese de seguir las indicaciones de su médico para disminuir sus niveles de colesterol y llegar a un punto saludable.

Si la respuesta es "no". Bueno. Al mantener sus niveles de colesterol en un rango saludable, está ayudando a reducir su riesgo de padecer diabetes tipo 2. Aun así, es importante que controle sus niveles de colesterol, haciéndose un análisis, al menos, una vez cada cinco años, luego de cumplir 20 años.

Si respondió "No lo sé". Conocer sus niveles de colesterol es una buena idea. Los niveles que no son saludables no suelen producir síntomas, pero sí aumentan su riesgo de padecer problemas de salud, como diabetes o un ataque cardíaco. Si tiene 20 años o más, debe hacerse un análisis de colesterol, al menos, una vez cada cinco años.

¿Ha tenido diabetes gestacional?

Si la respuesta es "sí". Tener antecedentes de diabetes gestacional (diabetes que ocurre durante el embarazo y luego desaparece) significa que tiene más probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 que aquellas mujeres que no han tenido diabetes gestacional. Asegúrese de mencionarle este factor de riesgo a su médico.

Si la respuesta es "no". Las mujeres que han tenido diabetes gestacional (diabetes que ocurre durante el embarazo y luego desaparece) tienen más probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 que aquellas que no tuvieron diabetes gestacional.

Resultados

Si respondió "sí" a cualquiera de estas preguntas, comparta los resultados de esta prueba con su médico y pregúntele cómo puede reducir su riesgo de desarrollar diabetes.

Si respondió "no" a todas las preguntas, no parece tener ningún factor de riesgo importante para la diabetes. Esas son buenas noticias. Sin embargo, es importante recordar que su riesgo de padecer diabetes puede cambiar con el tiempo. De hecho, el riesgo aumenta en todas las personas a medida que envejecen.

Si no sabía las respuestas a alguna pregunta, debería obtener información relacionada con las respuestas y volver a realizar la evaluación.

Comparta los resultados de este examen con su médico y pregúntele cómo puede reducir su riesgo de padecer diabetes.

Fuentes: American Diabetes Association; American Heart Association; National Heart, Lung, and Blood Institute; National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases; U.S. Preventive Services Task Force