Ir al contenido principal

¡Reciba GRATIS su vacuna contra la influenza ahora! (Inglés y español).

La FDA advierte a los consumidores sobre el riesgo de la contaminación con metanol, un ingrediente presente en ciertos desinfectantes para manos. Conozca más (inglés y español).

Seleccione su idioma.

Selecciona tu idioma.


Revisado el 19 de noviembre de 2019

Acoso: ¿Mito o realidad?

Los efectos del acoso no terminan después de la escuela primaria. Existen estudios que demuestran que los niños que son víctimas de acoso pueden convertirse en adultos depresivos o con baja autoestima. ¿Puede diferenciar la cruda realidad de las creencias populares sobre el acoso?

Mito o realidad: El acoso y las peleas son básicamente lo mismo.

Mito. El acoso implica un comportamiento agresivo repetitivo y un desequilibrio de poder. Puede ser físico, verbal o social. No es lo mismo que una pelea o un conflicto que ocurre por única vez. Cuando los adultos lo tratan como tal, les transmiten un mensaje erróneo a los niños. A los niños se les debe enseñar que el acoso siempre está mal, y que nadie lo merece.

Mito o realidad: Por lo general, es mejor dejar que los niños manejen el acoso solos.

Mito. El acoso es una forma de abuso, y los niños no deberían enfrentarlo solos. Los padres y otros adultos pueden y deben ayudar. Los niños acosados pueden tener problemas de salud mental a largo plazo. Si sospecha que su hijo es víctima de acoso, hable con él. Demuéstrele su apoyo. Al principio, los niños pueden sentir vergüenza; por eso, asegúreles que no es culpa de ellos.

Mito o realidad: La mayoría de los niños saben que el acoso está mal y quieren detenerlo.

Realidad. La mayoría de los niños no creen que el acoso sea bueno y tal vez quieran ayudar. Por eso, hable con sus hijos sobre el acoso escolar y comparta ideas para enfrentar a los acosadores. Dígales a sus hijos: Miren al acosador a los ojos, pónganse firmes, cuestiónenle el mal comportamiento y no tengan miedo de pedirle ayuda a un adulto. Aliente a su hijo a ser amable con otros niños que son acosados.

Mito o realidad: Los acosadores suelen ser varones solitarios con pocas habilidades sociales.

Mito. Tanto los varones como las mujeres pueden ser acosadores. Si bien los acosadores a veces son solitarios o antisociales, también pueden ser populares y tener aceptación entre los demás. El hecho de que su hijo tenga muchos amigos no significa que no pueda ser un acosador. Si observa tendencias abusivas y dominantes en su hijo, hable con él sobre por qué sus acciones o su lenguaje son inapropiados.

Mito o realidad: Hablar con un maestro o director debe resolver fácilmente el problema de acoso de un niño.

Mito. La mayor parte del acoso se produce cuando los adultos no miran. Aunque los adultos estén al tanto, no siempre pueden prevenirlo. Si su hijo está siendo acosado o es un acosador, elabore un plan de acción con su consejero escolar. Hable con el personal del colegio sobre cómo se maneja el acoso. También considere la idea de buscar un profesional de salud mental para ayudar a su hijo.

¿Su hijo parece triste e introvertido? ¿Le preocupa su salud mental? Ayude a su hijo a tener una actitud positiva.

Fuentes: American Academy of Child and Adolescent Psychiatry; American Academy of Pediatrics; StopBullying.gov