Ir al contenido principal

¡Reciba GRATIS su vacuna contra la influenza ahora! (Inglés y español).

La FDA advierte a los consumidores sobre el riesgo de la contaminación con metanol, un ingrediente presente en ciertos desinfectantes para manos. Conozca más (inglés y español).

Seleccione su idioma.

Selecciona tu idioma.

Revisado el 15 de noviembre de 2019

Vacunas y niños: ¿Mito o realidad?

Vacunar a los niños puede ayudar a protegerlos de enfermedades graves. Sin embargo, los mitos sobre las vacunas pueden evitar que algunos padres tomen esta precaución. Vea si puede desenmascarar los mitos de la vacunación con este cuestionario.

Mito o realidad: Las vacunas son solo para los bebés y los niños pequeños.

Mito. Los niños más grandes, los adolescentes y los adultos también necesitan vacunarse. Por ejemplo, los preadolescentes deben recibir una vacuna contra el VPH para protegerse de ciertos tipos de cáncer. También se recomienda que los estudiantes reciban las vacunas contra la meningitis antes de asistir a la universidad. Además, a partir de los 6 meses de vida, todos deben vacunarse contra la gripe cada año.

Mito o realidad: No vacunar a los niños no puede hacer daño a nadie.

Mito. Los niños no vacunados que se enferman pueden transmitir una enfermedad peligrosa a alguien con un sistema inmunológico debilitado. Eso incluye a los recién nacidos que aún no han recibido todas las vacunas, a las mujeres embarazadas y a las personas que se someten a tratamientos oncológicos.

Mito o realidad: Los niños deben continuar recibiendo las vacunas contra enfermedades poco frecuentes, como la poliomielitis.

Realidad. Solo una enfermedad se ha eliminado a nivel mundial y es la viruela. Los gérmenes que causan otras enfermedades, entre ellas, la poliomielitis, aún existen. Si hay un brote, los niños no vacunados pueden enfermarse, perder semanas de clase, quedar discapacitados de por vida o morir.

Mito o realidad: Los gérmenes en las vacunas pueden abrumar el sistema inmunológico del bebé.

Mito. El sistema inmunológico de un recién nacido sano puede controlar fácilmente muchos más gérmenes que los que contienen las vacunas. El mundo está lleno de gérmenes, y los bebés están expuestos a miles de estos microorganismos todos los días. Por lo general, las vacunas son muy seguras.

Mito o realidad: Las vacunas causan autismo.

Mito. No hay pruebas científicas de que las vacunas causen autismo. Los expertos en medicina, entre ellos, el Institute of Medicine (Instituto de Medicina) y la American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría), han investigado esta idea y no hallaron relación alguna.

Es fundamental que los niños y los adultos estén al día con las vacunas para prevenir la propagación de enfermedades. Averigüe qué vacunas pueden necesitar usted y sus seres queridos, y hable con un médico sobre cómo obtenerlas.

Fuentes: American Academy of Pediatrics; Centers for Disease Control and Prevention; Vaccines.gov