Ir al contenido principal

¡Reciba GRATIS su vacuna contra la influenza ahora! (Inglés y español).

La FDA advierte a los consumidores sobre el riesgo de la contaminación con metanol, un ingrediente presente en ciertos desinfectantes para manos. Conozca más (inglés y español).

Seleccione su idioma.

Selecciona tu idioma.

10 sugerencias para la seguridad en la cuna. Mantener seguro al bebé.

Revisado el 4 de junio de 2020

Aspectos básicos de la seguridad en la cuna

Cómo hacer que el ambiente del sueño de su bebé sea seguro

Los bebés pasan una gran cantidad de tiempo durmiendo. Como padre, una de sus tareas más importantes es asegurarse de que el lugar donde su hijo duerme sea seguro. Esto significa elegir una cuna segura. También significa usar sábanas seguras.

A continuación, encontrará 10 cosas que puede hacer para mantener seguro a su bebé en la cuna.

1. COMPRE UNA CUNA NUEVA.

Gracias a estrictas reglas de seguridad, las cunas vendidas en los EE. UU. probablemente sean las más seguras del mundo.

Las cunas vendidas desde el 28 de enero de 2011 deben tener listones y soportes de colchón más resistentes y tornillos de mejor calidad. Y no pueden tener laterales móviles, que pueden ser inseguros.

Entonces, si es posible, compre una cuna nueva.

2. SI DEBE USAR UNA CUNA VIEJA, VERIFIQUE QUE SEA SEGURA.

Si necesita usar una cuna vieja, asegúrese de que:

  • No tenga barandas móviles.
  • Los listones de la cuna no tengan una separación mayor que 2? pulgadas.
  • No tenga postes de esquina elevados ni recortes donde pueda engancharse la vestimenta.
  • Todas las partes encajen bien, y no haya astillas.
  • La pintura no esté descascarada, no tenga contenido de plomo y sea segura para los bebés.

Asimismo, verifique que la cuna no haya sido retirada del mercado.

3. ENSAMBLE LA CUNA CON CUIDADO Y REVÍSELA CON FRECUENCIA.

Siga las instrucciones de ensamble de la cuna correctamente. Use solo las partes que vienen con la cuna. Si hay una parte rota o faltante, no la reemplace con un elemento de su taller o una ferretería. Estas piezas no han sido probadas para un uso seguro en su cuna. En su lugar, llame al fabricante y solicite un reemplazo.

Cada vez que cambie las sábanas de la cuna, verifique que todos los tornillos estén firmes. Ajuste los tornillos u otras partes que parezcan flojas. Si las partes de unión de madera con madera se aflojan, deje de usar la cuna.

4. ASEGÚRESE DE QUE EL COLCHÓN QUEDE AJUSTADO.

No debe poder introducir más de dos dedos entre el colchón y el lado de la cuna. Un espacio de mayor tamaño podría atrapar a su bebé.

Ajuste el colchón a medida que crece su bebé:

  • Compruebe que el colchón esté al menos a 26 pulgadas de distancia de la baranda superior de la cuna.
  • Coloque el colchón en una posición más baja antes de que el niño se siente solo y, luego, bájelo nuevamente antes de que aprenda a pararse.
  • Cuando los niños tienen unos 3 pies de alto, pase a una cama.

5. USE SÁBANAS SEGURAS.

La mejor cuna que pueda comprar no será segura si usa sábanas inapropiadas. Evite una tragedia manteniendo estos elementos fuera de la cuna de su hijo:

  • Almohadillas contra golpes.
  • Almohadas.
  • Pieles de oveja.
  • Colchas y cobijas.
  • Juguetes rellenos.

6. ELIMINE LOS PELIGROS EXTERNOS.

Los cordones en cortinas o persianas pueden estrangular a un bebé. Entonces, coloque la cuna alejada de cualquier objeto que su bebé pueda tomar y tirar hacia la cuna.

Colgar juguetes y móviles para cuna también es peligroso. Asegúrese de que se encuentren fuera del alcance del bebé. Retírelos cuando su bebé cumpla 5 meses o haya comenzado a incorporarse sobre sus manos y rodillas, lo que suceda primero.

7. DESECHE UNA CUNA PELIGROSA.

El lugar más seguro para que duerma un bebé es una cuna que cumpla con los últimos estándares. Por eso, los estándares se aplican tanto a las cunas usadas como a las cunas nuevas.

Entonces, si tiene una cuna que no cumple con los nuevos estándares, no la venda, no la done ni la regale. Por el contrario, debe desarmarla y desecharla.

8. INSPECCIONE TODAS LAS CUNAS QUE USA SU HIJO.

Verifique que las cunas que usa su hijo fuera de su hogar —como en la guardería, la casa de un pariente o un hotel— sean seguras.

Los laterales móviles son un indicador obvio de advertencia. Pero no siempre se puede determinar si una cuna es segura o no con solo mirarla. Solicite al gerente de la guardería o del hotel un comprobante de que la cuna cumple con los nuevos estándares.

9. HAGA QUE LAS CUNAS PORTÁTILES Y LOS CORRALES SEAN SEGUROS TAMBIÉN.

Si su hijo duerme alguna vez en una cuna portátil o un corral, asegúrese de que sean seguros. Por ejemplo:

  • Use sábanas seguras. Evite elementos como almohadas o colchas.
  • No deje bajo el lado de un corral de red. El bebé podría quedar atrapado y sofocarse.
  • Retire los juguetes que estén atados en la parte superior del corral cuando su hijo cumpla 5 meses, o cuando pueda sentarse o gatear.
  • Asegúrese de que el corral esté en buenas condiciones. Busque rasgaduras en la malla o en las barandas superiores. E inspecciónelo para detectar elementos tales como grapas flojas, faltantes o expuestas.
  • Verifique que las aberturas tengan menos de ¼ pulgada de ancho.

10. SIEMPRE COLOQUE AL BEBÉ BOCA ARRIBA PARA DORMIR.

Los bebés de hasta 1 año siempre deben dormir boca arriba. Esto se aplica a las siestas y al sueño por la noche. Colocar al bebé boca arriba para dormir reducirá el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

El SMSL es la principal causa de muerte de los niños entre 1 mes y 1 año de edad. Puede tomar medidas para prevenirlo.

Fuentes: American Academy of Pediatrics; Consumer Product Safety Commission; National Institutes of Health