Ir al contenido principal

¡Reciba GRATIS su vacuna contra la influenza ahora! (Inglés y español).

La FDA advierte a los consumidores sobre el riesgo de la contaminación con metanol, un ingrediente presente en ciertos desinfectantes para manos. Conozca más (inglés y español).

Seleccione su idioma.

Selecciona tu idioma.

Revisado el 20 de octubre de 2020

Problemas del embarazo y el sueño

Duerma más cuando duerme por 2

Cuando está embarazada, el cuerpo pasa por cambios que pueden dificultar el sueño. ¿Sabe qué síntomas esperar cuando está esperando y qué puede hacer para aliviarlos? Seleccione un + para averiguarlo.

Congestión nasal:

El suministro de sangre aumenta durante el embarazo. Esto y los cambios hormonales pueden causar congestión nasal y sangrados nasales cuando la nariz se inflama o se reseca.

Qué puede hacer: Sople suavemente la nariz. Beba líquidos y utilice un humidificador de rocío frío.

Acidez estomacal:

Las hormonas relajan la válvula que se encuentra entre el esófago y el estómago. En el 2do y 3er trimestre, el bebé en crecimiento también empuja el estómago. Debido a estos cambios, es más fácil que los alimentos y el ácido vuelvan a subir y causen acidez estomacal.

Qué puede hacer: Coma varias comidas pequeñas a diario en lugar de 3 grandes. Evite los alimentos cítricos, grasosos, fritos o picantes. No se recueste inmediatamente después de comer.

Ganas de orinar con frecuencia:

A medida que su bebé crece y cambia de posición, aumenta la presión sobre la vejiga.

Qué puede hacer: Haga ejercicios de Kegel para tonificar los músculos pélvicos. Beba menos líquido antes de acostarse.

Dolor de espalda, pelvis y caderas:

El vientre en crecimiento puede tensionarle la espalda. Y las articulaciones de la pelvis se relajan en preparación para el parto.

Qué puede hacer: Aplique calor. Duerma con almohadas detrás de la espalda y entre las rodillas.

Calambres en las piernas:

El bebé en crecimiento ejerce presión sobre los nervios y los vasos sanguíneos que van a las piernas. Esto puede ser la causa de calambres en las piernas durante el embarazo. La falta de líquidos y los problemas de circulación de la sangre también pueden causar calambres en las piernas.

Qué puede hacer: Duerma de costado en lugar de boca arriba. Estire suavemente los músculos de las piernas. Beba abundante líquido. Haga ejercicio con regularidad (con la aprobación de su proveedor).

Síndrome de las piernas inquietas (SPI):

Este trastorno del sueño está relacionado con los niveles bajos de ácido fólico y hierro. Los síntomas del SPI incluyen sensación desagradable en las piernas. Es posible que sienta cosquilleos o dolor en las piernas.

Qué puede hacer: Consuma suficiente ácido fólico y hierro en su dieta para prevenir el SPI. Su bebé también los necesita. Pregúntele a su proveedor qué puede hacer si tiene el SPI.

Fuentes: American Academy of Family Physicians; March of Dimes; National Sleep Foundation; Office on Women's Health