Ir al contenido principal

¡Reciba GRATIS su vacuna contra la influenza ahora! (Inglés y español).

La FDA advierte a los consumidores sobre el riesgo de la contaminación con metanol, un ingrediente presente en ciertos desinfectantes para manos. Conozca más (inglés y español).

Seleccione su idioma.

Selecciona tu idioma.


Revisado el 17 de diciembre de 2019

Comida como tratamiento para la epilepsia: ¿verdadero o falso?

Si usted o un ser querido tiene epilepsia, es posible que haya escuchado que una dieta cetogénica puede ayudar con las convulsiones. Este tipo especial de dieta es muy baja en carbohidratos y muy alta en grasas. Comer de esta manera hace que el cerebro comience a depender de la grasa como principal fuente de combustible en lugar de carbohidratos. Se sabe que este cambio, llamado cetosis, produce menos ataques en muchas personas con epilepsia. ¿Pero esto es correcto para usted?

Verdadero o falso: Una dieta cetogénica es una cura para la epilepsia.

Falso. Una dieta cetogénica puede ayudar a controlar la epilepsia, pero no es una cura. A menudo, la dieta ayuda a una persona a tener un número significativamente menor de ataques. Las personas que siguen una dieta cetogénica aún necesitan tomar un medicamento anticonvulsivo. Y sus convulsiones podrían empeorar si vuelven a una dieta normal, todo a la vez.

Verdadero o falso: Una dieta cetogénica es igual a otras dietas bajas en carbohidratos.

Falso. Una dieta cetogénica es muy estricta y depende de raciones precisas. Existen versiones modificadas, pero estas aún son diferentes de las dietas tradicionales. Para lograr la cetosis, necesita comer cantidades muy bajas de carbohidratos. Las proteínas y las grasas deben calcularse con precisión. Es importante tener en cuenta todas las fuentes de carbohidratos, incluso algunos medicamentos y pastas dentales.

Verdadero o falso: Para que una dieta cetogénica sea segura y efectiva, necesitará un nutricionista que lo ayude a planificar sus comidas.

Verdadero. Debe mantener el equilibrio adecuado de grasas, carbohidratos y proteínas para mantenerse en cetosis. Esto puede dificultar obtener suficientes nutrientes, como calcio, vitamina D, hierro y ácido fólico. La dieta tiene serios riesgos y requiere la ayuda de un nutricionista.

Verdadero o falso: Una dieta cetogénica solo funciona para niños.

Falso. Por lo general, no se recomienda una dieta cetogénica para adultos con epilepsia. Pero eso se debe, en general, a que las opciones restringidas de alimentos pueden dificultar el cumplimiento. Cuando se siguen correctamente, los estudios muestran que la dieta parece funcionar tan bien en adultos como en niños. Hable con su médico si está interesado en probarla.

Verdadero o falso: Una dieta cetogénica puede causar efectos secundarios graves, incluso peligrosos.

Verdadero. Los efectos secundarios pueden ser graves. Incluyen aumento de peso, cálculos renales, colesterol elevado, deshidratación, estreñimiento, crecimiento lento y fracturas óseas, así como una afección potencialmente mortal llamada acidosis, que tiene lugar cuando el cuerpo produce demasiado ácido. Trabaje estrechamente con su equipo de atención médica para obtener el mayor beneficio de la dieta y reducir los riesgos.

Una dieta cetogénica generalmente se usa cuando los medicamentos no funcionan bien por sí solos. Puede ser muy efectiva, pero considere comenzarla solo con la ayuda de su médico.

Fuentes: American Academy of Neurology; Epilepsy Foundation