Ir al contenido principal

¡Reciba GRATIS su vacuna contra la influenza ahora! (Inglés y español).

La FDA advierte a los consumidores sobre el riesgo de la contaminación con metanol, un ingrediente presente en ciertos desinfectantes para manos. Conozca más (inglés y español).

Seleccione su idioma.

Selecciona tu idioma.

7 hechos y mitos sobre los opioides

Revisado el 4 de junio de 2020

7 hechos y mitos sobre los opioids

En algún momento de su vida, un médico puede recetarle opioides para aliviar el dolor de una lesión, cirugía o por otra causa. ¿Debería preocuparse por lo que escuchó sobre el abuso de opioides?

Cuando tenga alguna duda sobre un medicamento, consulte con su médico. Pero hay algo que debe saber sobre los opioides: pueden ser efectivos y se pueden tomar de forma segura. Continúe leyendo para conocer más hechos útiles.

Mito o realidad: Los opioides deben usarse solo en casos poco frecuentes.

MITO. Los opioides pueden desempeñar un papel importante en el alivio del dolor y la recuperación después de una cirugía o lesión, o durante el tratamiento del cáncer u otra afección grave. Los opioides pueden ser más seguros y efectivos cuando se usan para reducir el dolor intenso por un breve período de tiempo.

Mito o realidad: Todas las personas que toman opioides se vuelven adictas.

MITO. Cualquier persona puede tomar indebidamente o abusar de un medicamento, o tomarlo con mayor frecuencia o en una dosis mayor que la adecuada. Pero si se vuelve dependiente o adicto, puede depender de otros factores de riesgo. La adicción es poco frecuente cuando los opioides se usan por períodos cortos, 5 días o menos. Su riesgo de abuso aumenta cuanto más tiempo toma el medicamento.

Mito o realidad: Un antecedente de abuso de drogas es un factor de riesgo para la adicción.

REALIDAD. En general, los riesgos por el uso de opioides —de adicción, sobredosis o efectos secundarios perjudiciales— son mayores si:

  • Tiene antecedentes de abuso de drogas u otras sustancias.
  • Tiene una enfermedad mental, como depresión o ansiedad.
  • Tiene apnea del sueño.
  • Es mayor de 65 años.
  • Está embarazada.

Si alguna de las opciones anteriores es cierta para usted, asegúrese de consultar con su médico.

Mito o realidad: Cuantos más opioides tome, mejor funcionarán.

MITO. Si toma más medicamentos para el dolor que los recetados, se arriesga a una sobredosis. También puede arriesgarse a desarrollar tolerancia al fármaco, lo que significa que necesitará tomar más medicamentos para obtener el alivio que solía tener con una dosis menor. Solo debe tomar opioides exactamente según las indicaciones de su médico.

Mito o realidad: Los opioides no son su única opción para el alivio del dolor.

REALIDAD. Si no se siente cómodo con los opioides, consulte con su médico sobre otros métodos para el alivio del dolor. Algunas opciones pueden funcionar mejor para usted que los opioides. Estas podrían incluir medicamentos como el acetaminofeno o el ibuprofeno, terapia cognitiva conductual, terapia física y ejercicio.

Mito o realidad: Todos los opioides están hechos con amapola.

MITO. Los opioides se encuentran naturalmente en la amapola, pero también pueden fabricarse en un laboratorio. Los opioides recetados utilizados con mayor frecuencia son oxicodona (OxyContin), hidrocodona (Vicodin, Norco, Lorcet), codeína y morfina.

Mito o realidad: La arena para gatos puede ayudarlo a desechar los opioides no usados.

REALIDAD. Debe desechar los opioides en cuanto ya no los necesite. Consulte con su farmacia para saber si tiene un programa de recepción de medicamentos. O mezcle sus opioides sobrantes con la arena para gatos o los residuos del café en una bolsa de plástico para desecharlos con los residuos domésticos.

Puede reducir su riesgo de adicción a los opioides.

Fuentes: American College of Surgeons; Centers for Disease Control and Prevention; National Institute on Drug Abuse