Ir al contenido principal

¡Reciba GRATIS su vacuna contra la influenza ahora! (Inglés y español).

La FDA advierte a los consumidores sobre el riesgo de la contaminación con metanol, un ingrediente presente en ciertos desinfectantes para manos. Conozca más (inglés y español).

Seleccione su idioma.

Selecciona tu idioma.

Revisado el 22 de noviembre de 2019

Cómo el alcohol daña el cuerpo

Dejar de beber puede revertir algunos de los daños causados por el alcohol.

La mayoría de nosotros sabemos que, en el corto plazo, el alcohol puede causar mala conducta y accidentes. Lo que puede ser menos conocido es que el consumo prolongado y excesivo de alcohol puede dañar los órganos y aumentar el riesgo de cáncer.

Cerebro. En el largo plazo, el consumo excesivo de alcohol puede reducir el tamaño del cerebro. Esto puede afectar a la coordinación, el sueño, el aprendizaje y la memoria. Emborracharse y beber en exceso a largo plazo aumentan el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.

Boca y garganta. Beber alcohol aumenta el riesgo de cáncer de boca, garganta y laringe.

Corazón. Beber alcohol puede causar presión arterial alta y arritmias. También puede debilitar el corazón y provocar insuficiencia cardíaca.

Mama. Las mujeres que toman alcohol tienen más riesgo de padecer cáncer de mama.

Los pulmones. Las personas que beben mucho tienen un mayor riesgo de infecciones pulmonares, como neumonía y tuberculosis.

Hígado. El consumo excesivo de alcohol aumenta el riesgo de cáncer de hígado, hepatitis alcohólica y cirrosis.

Riñones. El consumo excesivo de alcohol puede con el tiempo causar insuficiencia renal.

Páncreas. El consumo regular y excesivo de alcohol inflama el páncreas y aumenta el riesgo de cáncer de páncreas.

Colon. El consumo excesivo de alcohol aumenta el riesgo de cáncer colorrectal.

Estómago. Con el tiempo, el alcohol puede causar úlceras dentro del estómago y aumentar el riesgo de cáncer de estómago.

¿Tiene un problema con la bebida?

Averígüelo.

Fuentes: National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism; Substance Abuse and Mental Health Services Administration