Ir al contenido principal

¡Reciba GRATIS su vacuna contra la influenza ahora! (Inglés y español).

La FDA advierte a los consumidores sobre el riesgo de la contaminación con metanol, un ingrediente presente en ciertos desinfectantes para manos. Conozca más (inglés y español).

Seleccione su idioma.

Selecciona tu idioma.


Revisado el 4 de junio de 2020

Entrenamiento de fuerza: ¿Mito o realidad?

Si no levanta pesas, ni trabaja los músculos de alguna otra forma, está dejando de lado ejercicio fundamental. El entrenamiento de fuerza le ayuda a mantenerse en forma, desarrolla los huesos y evita que pierda masa muscular a medida que envejece. Pero hay muchos mitos comunes sobre el entrenamiento de fuerza. ¿Puede diferenciar la realidad de la ficción?

Mito o realidad: El entrenamiento de fuerza hace que las mujeres ganen mucha masa muscular.

Mito. Aunque las mujeres tienen la capacidad de levantar una enorme cantidad de peso, no aumentan la masa muscular con tanta facilidad como los hombres. Por lo tanto, el entrenamiento de fuerza regular -o el trabajo con pesos más pesados- no hace que las mujeres desarrollen un cuerpo muy musculoso. Pero les ayudará a mantenerse saludables y fuertes.

Mito o realidad: El entrenamiento de fuerza no le ayudará a bajar de peso.

Mito. Exactamente lo contrario: el entrenamiento de fuerza es, en realidad, un punto a favor si está intentando bajar de peso. Esto se debe a que el desarrollo de los músculos acelera el metabolismo, lo que facilita el control del peso.

Mito o realidad: Es esencial ejercitar todos los grupos musculares importantes, incluso si solo le interesa tonificar las piernas o los brazos.

Realidad. Los desequilibrios musculares son una causa importante de lesiones; por eso no se debe favorecer ningún grupo en particular. Esos grupos musculares incluyen la espalda, el abdomen, el pecho, los hombros, los brazos, las piernas y la cadera. Trate de ejercitar cada grupo dos veces por semana.

Mito o realidad: Cuando estamos en forma, no es necesario que los músculos descansen entre un entrenamiento y otro.

Mito. Independientemente de lo fuerte que sea, cada grupo muscular necesita un día completo de descanso entre entrenamientos. Si prefiere un entrenamiento de fuerza corporal total, descanse el día después de entrenar o haga ejercicio cardiovascular ese día. Alternativamente, si prefiere ejercicios de entrenamiento de fuerza de forma consecutiva, ejercite la parte superior del cuerpo un día y la parte inferior al día siguiente.

Mito o realidad: Una vez que comience el entrenamiento de fuerza, ganará fuerza rápidamente.

Realidad. Eso es cierto, y puede ser gratificante. Pero no se desanime si su progreso se desacelera después de algunas semanas. Es natural a medida que se pone más en forma. Trabajar en conjunto con un compañero de ejercicio es una buena manera de seguir motivado.

Mantener el cuerpo fuerte y en forma es una de las mejores maneras de sentirse bien y podría prolongar la vida.

Fuentes: American Academy of Orthopaedic Surgeons; American Council on Exercise; Centers for Disease Control and Prevention