Ir al contenido principal

¡Reciba GRATIS su vacuna contra la influenza ahora! (Inglés y español).

La FDA advierte a los consumidores sobre el riesgo de la contaminación con metanol, un ingrediente presente en ciertos desinfectantes para manos. Conozca más (inglés y español).

Seleccione su idioma.

Selecciona tu idioma.

COVID-19: Infórmese bien. Sepa lo que es verdad.

Revisado el 20 de octubre de 2020

9 mitos y hechos sobre la COVID-19

Hay mucha información errónea en Internet y en otros lugares sobre la COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus. Parte de la información errónea trata sobre curas falsas y quiénes pueden contraer el virus. Obviamente, desea seguir buenos consejos para mantenerse sano provenientes a partir de fuentes confiables.

Aquí hay algunos mitos y hechos sobre el coronavirus.

Hecho: Lavarse las manos le ayuda a protegerse contra el coronavirus. Lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón o limpiarlas con un desinfectante para manos a base de alcohol puede ayudar a proteger contra el virus. Lo ayuda a evitar infecciones que podrían producirse si se toca los ojos, la boca o la nariz.

Hecho: El coronavirus puede propagarse por el aire. En ocasiones, el virus puede permanecer en el aire, en espacios interiores mal ventilados. O puede permanecer sobre las superficies por un breve período de tiempo. Pero la principal forma en que se propaga es a través del contacto cercano con alguien que tiene el virus. Por lo general, pasa de una persona a otra a través de las gotitas respiratorias que exhala la persona infectada. 

Mito: Los secadores de manos pueden matar el coronavirus. No es verdad. Los secadores de manos son buenos para secarlas después de lavarlas, pero el aire caliente no tendrá ningún efecto sobre el virus en sí.

Mito: Debe usar una lámpara ultravioleta (UV) para desinfectar la piel. No deben usarse lámparas UV para esterilizar las manos u otras áreas de la piel. La radiación UV puede causar irritación en la piel.

Hecho: El coronavirus puede no provocar síntomas de inmediato. Pueden pasar entre 2 y 14 días antes de que las personas infectadas presenten síntomas.

Mito: Pulverizar lejía o cloro sobre la piel o beberlos puede matar el coronavirus. No es verdad. La lejía y el cloro pueden ser útiles para desinfectar superficies como encimeras de cocina y pomos de las puertas. Pero nunca deba beberlos ni usarlos en la piel. Son tóxicos cuando se ingieren. Y pueden dañar la piel.

Hecho: Las vacunas contra la neumonía y la gripe no lo protegerán contra el coronavirus. Es cierto que estas vacunas no protegen contra el virus. Pero son importantes por otras razones. A partir de los 6 meses de edad, casi todas las personas necesitan vacunarse contra la gripe todos los años. En estos momentos, los investigadores están tratando de desarrollar una vacuna contra la COVID-19. 

Mito: Enjuagar con regularidad la nariz con solución salina puede ayudar a prevenir la infección con el coronavirus. No existe evidencia de que enjuagarse periódicamente la nariz con solución salina pueda prevenir la infección con el virus. Pregúntele a su médico si necesita también la vacuna antineumocócica. 

Hecho: El coronavirus puede infectar a personas de todas las edades. Si bien el virus puede infectar a personas de todas las edades, las personas mayores, y aquellas con afecciones médicas preexistentes, parecen ser más vulnerables a enfermarse gravemente al contraer el virus.

Lávese las manos de la manera correcta.

Aprenda a lavarse las manos de la manera más efectiva para eliminar los gérmenes.

LÁVESE LAS MANOS

Fuentes: Centers for Disease Control and Prevention; World Health Organization