Ir al contenido principal

¡Reciba GRATIS su vacuna contra la influenza ahora! (Inglés y español).

La FDA advierte a los consumidores sobre el riesgo de la contaminación con metanol, un ingrediente presente en ciertos desinfectantes para manos. Conozca más (inglés y español).

Seleccione su idioma.

Selecciona tu idioma.

Women: lower your risk for heart disease. Learn how.

revisado el 2 de marzo de 2020

Las mujeres y las enfermedades del corazón: qué se puede hacer respecto de sus factores de riesgo

Todas las mujeres deberían preocuparse por las enfermedades del corazón. Después de todo, es la principal causa de muerte de las mujeres en los EE. UU. Afortunadamente, hay muchas cosas que puede hacer para protegerse, como conocer sus factores de riesgo y tomar medidas para controlarlos.

Aquí le presentamos los factores de riesgo para las enfermedades del corazón, junto con información sobre lo que puede hacer para reducirlos.

COLESTEROL MALO

Los niveles perjudiciales de esta sustancia similar a la grasa pueden colaborar con la acumulación de placa, lo que puede bloquear las arterias y evitar que la sangre rica en oxígeno llegue al corazón, poniéndola en riesgo de tener un ataque al corazón o un derrame cerebral.

LO QUE PUEDE HACER: Averigüe cuáles son sus niveles de colesterol. Si su LDL (o colesterol malo) es demasiado alto, trabaje con su médico para hacer cambios que sean saludables para su corazón, como comenzar un programa de ejercicios y reducir el consumo de alimentos que suban el colesterol, como las grasas saturadas y las grasas trans.

PRESIÓN ARTERIAL ALTA

La presión arterial alta hace que su corazón funcione con más esfuerzo de lo que debería. Aumenta el riesgo de ataque al corazón, insuficiencia cardíaca y derrame cerebral.

Como mujer, usted tiene un riesgo elevado de desarrollar presión arterial alta si tiene 20 libras o más por encima de su peso saludable, antecedentes de esta enfermedad o llegó a la menopausia.

LO QUE PUEDE HACER: Contrólese la presión arterial periódicamente (los niveles altos por lo general no causan síntomas). Si está alta, quizá pueda bajarla con cambios en su estilo de vida. Por ejemplo, es posible que su médico le recomiende un plan de alimentación especial llamado Enfoques Dietéticos para Detener la Hipertensión (Dietary Approaches to Stop Hypertension, o DASH).

CONSUMO DE TABACO

Las fumadoras tienen de dos a cuatro veces más probabilidades de desarrollar enfermedades del corazón que las no fumadoras. Y las mujeres que fuman tienen más probabilidades de desarrollar enfermedades del corazón que los hombres que fuman.

LO QUE PUEDE HACER: Si fuma, dejar de hacerlo reducirá a la mitad su riesgo de desarrollar enfermedades del corazón en apenas un año. Su riesgo continuará reduciéndose (siempre y cuando no vuelva a fumar) hasta que llegue a ser tan bajo como el riesgo de una persona no fumadora. Consulte a su médico a fin de obtener ayuda para dejar de fumar; además, hable con sus familiares y amigos para que la apoyen.

La exposición habitual al humo del tabaco de otra persona también aumenta su riesgo de desarrollar enfermedades del corazón. Por lo tanto, no tenga vergüenza si debe pedirles a otras personas que no fumen en su casa o delante de usted.

FALTA DE EJERCICIO

No ejercitarse aumenta su riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, incluso si es delgada y no tiene otros factores de riesgo. También hace que sea propensa a otros factores de riesgo de enfermedades del corazón, como la presión arterial alta y la diabetes.

LO QUE PUEDE HACER: Muévase más. Hacer actividad física de intensidad moderada durante al menos 30 minutos la mayor parte de los días de la semana le ayudará a proteger su corazón. ¿Es sedentaria? Comience con 10 minutos de actividad física y luego auméntelos gradualmente.

EXCESO DE PESO

Tener exceso de peso aumenta su riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, especialmente si su cuerpo tiene forma de manzana y el exceso de peso se ubica alrededor del abdomen. Por lo tanto, tome una cinta métrica y mídase la cintura. Si mide más de 35 pulgadas, tiene mayor riesgo de desarrollar problemas del corazón, como también presión arterial alta, diabetes y otras enfermedades.

LO QUE PUEDE HACER: Esfuércese por perder el peso adicional. Perder solo entre el 5% y el 10% de su peso corporal puede ayudarle a reducir su riesgo de desarrollar enfermedades del corazón. Comience realizando cambios pequeños. Controle los tamaños de las porciones. Sírvase la comida en platos, no coma directo de los envases. No se saltee comidas; esto solo provocará que coma en exceso más tarde.

DIABETES

Las personas diabéticas tienen el doble de probabilidades de morir por enfermedades del corazón que aquellas sin diabetes. Las mujeres con diabetes enfrentan un riesgo especialmente alto de desarrollar enfermedades del corazón.

LO QUE PUEDE HACER: Si tiene diabetes, es fundamental que haga actividad física y que mantenga sus niveles de azúcar en sangre, presión arterial y colesterol en rangos saludables. El médico puede ayudarle a hacer un plan.

Si tiene más de 45 años, tiene sobrepeso u obesidad, o tiene antecedentes familiares de diabetes, pídale al médico que le ordene un análisis de azúcar en sangre en ayunas o una prueba de A1C.

ANTECEDENTES FAMILIARES Y RAZA

Si tiene antecedentes familiares de enfermedades tempranas del corazón, usted misma es más propensa a desarrollar una enfermedad del corazón. Específicamente, si su padre o su hermano tuvieron un ataque al corazón antes de los 55 años, o si su madre o su hermana tuvieron uno antes de los 65 años, es posible que usted también esté en riesgo.

La raza también influye en el riesgo. Las mujeres afroamericanas tienen tasas de enfermedades del corazón más altas que cualquier otro grupo étnico, en parte porque tienen altas tasas de presión arterial alta, diabetes y obesidad.

LO QUE PUEDE HACER: No puede hacer nada con respecto a estos factores. Pero si la raza o los antecedentes familiares aumentan su riesgo, es importante que preste especial atención a los factores de riesgo que sí puede controlar.

EDAD

A medida que envejece, su riesgo de tener enfermedades del corazón aumenta. Se considera que las mujeres tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades del corazón a partir de los 55 años. Una de las razones por las cuales el riesgo aumenta en las mujeres con la edad es que después de la menopausia sus cuerpos comienzan a producir menos estrógeno, que es una hormona femenina. Además, la mediana edad es el momento en el cual las mujeres tienden a desarrollar otros factores de riesgo para las enfermedades del corazón.

LO QUE PUEDE HACER: No puede hacer nada con respecto al envejecimiento. Pero usted puede comenzar a prestarle atención a los factores de riesgo de las enfermedades del corazón en la juventud. La acumulación de placa que tapa las arterias comienza a producirse durante la infancia.

ESTRÉS

El estrés puede provocar que sus arterias se estrechen, lo que aumenta su presión arterial y su riesgo de presentar un ataque al corazón. Además, indirectamente el estrés puede hacerla vulnerable a las enfermedades del corazón si su reacción a las presiones es comer en exceso, encender un cigarrillo o tener otros hábitos poco saludables.

LO QUE PUEDE HACER: Haga todo lo posible por manejar el estrés teniendo en cuenta la salud de su corazón; por ejemplo, trate de relajarse con una caminata enérgica u otro tipo de ejercicio.

PÍLDORAS ANTICONCEPTIVAS

Las mujeres que toman píldoras anticonceptivas y además fuman enfrentan un riesgo particularmente alto de desarrollar enfermedades del corazón, en especial si tienen más de 35 años.

LO QUE PUEDE HACER: Hable con el médico sobre los riesgos y beneficios de las píldoras anticonceptivas y otras opciones de control de la natalidad. Si ya tiene una enfermedad del corazón, pregúntele al médico qué tipos de anticonceptivos son seguros para usted. Por último, no fume; este consejo es bueno para todos, pero es especialmente importante para las mujeres que toman píldoras anticonceptivas.

EL ALCOHOL Y LAS DROGAS ILEGALES

Beber demasiado alcohol puede aumentar su presión arterial, lo que puede provocarle insuficiencia cardíaca o un derrame cerebral. El alcohol también suma calorías y puede hacerle aumentar de peso, lo que, a su vez, incrementa su riesgo de desarrollar una enfermedad del corazón.

El uso de drogas intravenosas implica un alto riesgo de endocarditis, una infección del revestimiento del corazón o sus válvulas. Y el consumo de cocaína se ha vinculado con los ataques al corazón y los derrames cerebrales.

LO QUE PUEDE HACER: Evitar estas sustancias puede ayudarle a mantener la salud de su corazón (y del resto de su cuerpo).

APNEA DEL SUEÑO

Este grave trastorno provoca que las personas dejen de respirar de manera breve y reiterada durante el sueño. Cualquier persona que tiene una apnea del sueño y no recibe tratamiento tiene más probabilidades de desarrollar presión arterial alta o insuficiencia cardíaca, como también de presentar un ataque al corazón o un derrame cerebral, en comparación con alguien que no tiene este problema de salud. El riesgo de las mujeres de presentar apnea del sueño aumenta después de la menopausia. El sobrepeso y el consumo de tabaco aumentan ese riesgo.

LO QUE PUEDE HACER: Alerte al médico si hay alguna posibilidad de que pudiera tener apnea del sueño. Las señales de advertencia incluyen los ronquidos fuertes y la respiración dificultosa durante el sueño.

Fuentes: American Cancer Society; American Heart Association; Centers for Disease Control and Prevention; National Institutes of Health; National Sleep Foundation